Me he vuelto a enamorar

jueves, 31 de octubre de 2013

Ocurrió de repente y por azar, como casi todos los procesos emocionales. Por obra y gracia de la edad, uno va perdiendo memoria a la vez que testosterona, y no recuerdo donde carajo he dejado -creo que lo he perdido- el cable que conecta mi iPod Shuffle con el PC. Por lo que ante la imposibilidad de recargar su batería me he visto obligado a hacer jogging sin la música que me motiva y que consigue despertarme, todo ello para correr 8 km cuando las gallinas aún dormitan.

Photos via tumblr.
Así sucedió: iba corriendo y escuché primero el jadeo de mi respiración, cuando esta se estabilizó, senti la brisa del mar cercano, ante la ausencia de tráfico, el sonido más ínfimo es perceptible, -el ser humano puede oir sonidos entre 20Hz - 20KHz de frecuencia, los perros oyen hasta los 60 KHz- a lo lejos un gato maullaba. De repente todo sonido se evadió, senti una sensación de bienestar y paz aunque iba a 10 km por hora, y fui plenamente consciente de que me había vuelto a enamorar... del silencio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario